Retroactividad de las cláusulas suelo: efectos de la sentencia del TJUE.

Las cláusulas suelo son aquellas que fijaban un tope mínimo de intereses que los clientes de contratos hipotecarios debían pagar, impidiendo a los afectados beneficiarse de la caída del euríbor, principal índice de referencia para la mayoría de las hipotecas en España.
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha resuelto en su Sentencia de 21 de diciembre de 2016, que la devolución de los intereses abonados por los consumidores con motivo de su aplicación habrá de producirse desde el inicio de la relación crediticia y no desde mayo de 2013, tal y como venía sosteniendo el Tribunal Supremo español.
Es importante señalar que el TJUE no ha declarado la nulidad de las cláusulas suelo, sino que simplemente ha determinado los efectos que las mismas han de tener. Esto implica que los consumidores a los que sus bancos no les hayan reintegrado la totalidad de lo abonado en virtud de las referidas cláusulas desde el inicio de la relación contractual, así como aquéllos a los que les sigan aplicando la cláusula suelo, deberán iniciar una demanda ante los juzgados de primera instancia, reclamando su nulidad y por ende la devolución de las cantidades abonadas por motivo de su aplicación desde la firma del préstamo hipotecario.
Los juzgados de primera instancia, siguiendo el criterio del Tribunal Supremo en su sentencia de mayo de 2013, para decidir sobre el carácter abusivo de una cláusula, deben tener en cuenta todas las circunstancias concurrentes en la fecha en que se suscribió el contrato y tendrán que valorar todas las circunstancias que concurran en su celebración, así como todas las demás cláusulas del contrato. Obtenida judicialmente la nulidad de la cláusula suelo eso supondrá recuperar todo lo abonado en su virtud desde el inicio, pero su falta de transparencia habrá de analizarse caso por caso.

En caso de que esté interesado en obtener información adicional sobre este asunto o quiera una evaluación de su contrato para iniciar una reclamación judicial puede ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 881 900 291, en donde estudiaremos su caso sin ningún cargo para usted por la primera consulta, o puede utilizar el formulario al que se accede pinchando aquí