SOLICITUDES DE DEVOLUCIÓN DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA POR PRESTACIONES DE MATERNIDAD

El pasado 6 de julio la Sala de lo Contencioso- Administrativo el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha dictado la Sentencia nº810/2016, sobre la exención de la prestación por maternidad percibida del Instituto Nacional de la Seguridad Social del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.
El TSJ de la Comunidad de Madrid por medio de la referida Sentencia ha dictaminado que la prestación por maternidad que abona la Seguridad Social está exenta del IRPF, lo cual va en contra el criterio seguido por la Agencia Tributaria.
Se fundamenta la sentencia en la interpretación que debe hacerse del artículo 7.h),de la Ley 35/2006 de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, en su redacción vigente en el año 2009, que fue el ejercicio en que la actora solicitó la rectificación de su autoliquidación de IRPF, que era la siguiente en cuanto a las exenciones aplicables:
h) Las prestaciones familiares reguladas en el Capítulo IX del Título II del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio (RCL 1994, 1825) , y las pensiones y los haberes pasivos de orfandad y a favor de nietos y hermanos, menores de veintidós años o incapacitados para todo trabajo, percibidos de los regímenes públicos de la Seguridad Social y clases pasivas.
Asimismo, las prestaciones reconocidas a los profesionales no integrados en el régimen especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomos por las mutualidades de previsión social que actúen como alternativas al régimen especial de la Seguridad Social mencionado, siempre que se trate de prestaciones en situaciones idénticas a las previstas en el párrafo anterior por la Seguridad Social para los profesionales integrados en dicho régimen especial. La cuantía exenta tendrá como límite el importe de la prestación máxima que reconozca la Seguridad Social por el concepto que corresponda. El exceso tributará como rendimiento del trabajo, entendiéndose producido, en caso de concurrencia de prestaciones de la Seguridad Social y de las mutualidades antes citadas, en las prestaciones de estas últimas.
Igualmente estarán exentas las demás prestaciones públicas por nacimiento, parto o adopción múltiple, adopción, hijos a cargo y orfandad.
También estarán exentas las prestaciones públicas por maternidad percibidas de las Comunidades Autónomas o entidades locales."

El Tribunal entiende que la prestación por maternidad percibida del Instituto Nacional de la Seguridad Social tiene que estar forzosamente incluida en el tercer párrafo del art. 7.h) LIRPF, ya que ese precepto reconoce tal beneficio tributario, con carácter general, en su párrafo tercero y lo que hace en el párrafo cuarto es únicamente ampliar el beneficio fiscal a las prestaciones que tengan procedencia de otros entes públicos, ya sean locales o autonómicos, llegando a esta conclusión tras analizar también la la Exposición de Motivos de la Ley 62/2003, de 30 de diciembre, que se refiere expresamente a la prestación por maternidad y no parece pretender que el alcance de la exención se limite a las concedidas por las comunidades autónomas o entidades locales, sino que trata de establecer la exención de todas las prestaciones por maternidad, sin distinción del órgano público del que se perciban, lo que conduce a estimar que el párrafo segundo trata de extender el alcance del primer párrafo a las percibidas de las comunidades autónomas o entidades locales, pero ya considerando incluidas las prestaciones de maternidad en el primer párrafo.

Hay que tener en cuenta que la referida sentencia reitera doctrina de decisiones judiciales anteriores del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, concretamente, la sentencia emitida en el recurso 1085/2007, el 3 de febrero de 2010, creando lo que se llama “jurisprudencia menor”, sin complementar el ordenamiento jurídico, como si se tratase de una sentencia del Tribunal Supremo, por lo tanto, la Agencia Estatal de Administración Tributaria, encargada de aplicar el sistema tributario, no está obligada a cumplir la sentencia comentada.

Con lo que al mantener la AEAT su criterio de que las prestaciones por maternidad satisfechas por la Seguridad Social no están exentas, al no estar incluidas entre las contempladas por el precepto examinado por la sentencia (artículo 7. h) LIRPF), que sólo se refiere expresamente a las percibidas de las Comunidades Autónomas o entidades locales, criterio restrictivo de la norma, los contribuyentes que decidan reclamar la rectificación de su IRPF basándose en la exención de la prestación por maternidad, deberán iniciar dicha reclamación ante la AEAT que probablemente la denegará, teniendo que acudir al TEAR de su comunidad respectiva y en función de la resolución emitida por éste se verán obligados si fuese negativa a acudir a la vía judicial, que será la que decida en última instancia.

Desde Martínez y Dosío, S.L., ya hemos iniciado los trámites en vía administrativa de muchos de nuestros clientes solicitando la rectificación de sus autoliquidaciones del IRPF en los períodos en los que han percibido prestaciones por maternidad, al considerar que éstas deben estar exentas de tributación como rendimientos de trabajo, en el sentido manifestado por la sentencia del TSJ de la Comunidad de Madrid de 6 de julio de 2016. Si quiere que valoremos su caso no dude en ponerse en contacto con nosotros.